¿Por qué debo contratar a un agente inmobiliario para alquilar? Descubre aquí los beneficios para el propietario y el inquilino

Publicado por Julio Valderrama en

Facebooktwitterpinterest
Pixabay / DanEvans

Este tema suele ser bastante desconocido, sobretodo, entre los propietarios que quieren dar en alquiler su inmueble o local. Muchos de ellos piensan que un agente inmobiliario es un profesional que “se las lleva fácil”, consideran, erróneamente, que es un trabajo muy sencilloy que ellos mismos lo pueden realizar, asimismo, están los que consideran que contratar a un agente es una mala inversión, por supuesto, nada más alejado de la realidad. Hay que considerar que detrás del conocimiento inmobiliario hay aspectos legales, tributarios, comerciales, de arquitectura, estadísticos, de estrategias en marketing y financiamiento bancario, entre otros temas multidisciplinarios, que el agente pone en práctica en las operaciones.

Del otro lado, tenemos a los inquilinos, la mayoría de estos se enfrentan a la duda de si sería bueno buscar la ayuda de un agente inmobiliario, en especial, por el tema económico, y es que tener que pagarle a un agente ¿y qué pasa si al final no me busca nada y se queda con mi plata? Sí, este es el pensamiento equivocado de muchos, pero en este último punto es importante realizar una aclaración: en el Perú, por usos y costumbres, el agente inmobiliario no suele cobrar por ayudar con la búsqueda del inmueble, sé que quizás te sorprenderás con esta información, pero es la verdad. Sin embargo, también es importante que sepas que, en efecto, hay “seudoempresas” que ofrecen el servicio de buscarte inmuebles por un monto específico, y al final, puede que no te busquen nada o quizás no vuelvas a saber de ellos. 

Es cierto, en todo rubro profesional no faltará quien trate de sacar provecho o lleve a cabo malas prácticas, pero, eso no significa que solo por el accionar de algunos, a todos los deban meter en un mismo saco. Sería como tener miedo de ir a un doctor porque tuviste una mala experiencia con otro, no todos somos iguales y eso aplica para todos los profesionales en general. Por otro lado, es muy importante respetar el trabajo que cada profesional realiza, en el Perú, cada vez son más los agentes que buscan formarse y obtener las certificaciones avaladas por las entidades pertinentes con la finalidad de brindar un excelente servicio a sus clientes. Incluso, hoy en día es muy fácil acceder a la lista de agentes inmobiliarios registrados del Ministerio de Vivienda y poder verificar si es alguien acreditado para ejercer como agente oficial. (http://agenteinmobiliario.vivienda.gob.pe/AgentesInmobiliarios.aspx)

Entonces ante este panorama surgen las preguntas: ¿es beneficioso que para alquilar mi propiedad (local o inmueble) contrate a un agente inmobiliario? ¿Realmente me conviene? ¿Me asesorará verdaderamente? ¿Velará por mis intereses? A continuación detallaremos los beneficios que tanto el propietario como el inquilino obtienen al trabajar de la mano con un agente inmobiliario. 

Para el propietario o arrendador.

El agente seleccionará cuidadosamente al inquilino, verificará que no sea un inquilino moroso, corroborará su comportamiento crediticio y se asegurará de que no tenga ningún problema que pueda generarte inseguridad en el futuro. Los agentes se preocupan de estudiar muy bien al futuro inquilino y solo te llevarán a las personas potenciales, es decir, los que tienen una verdadera necesidad de alquilar y cuentan con los medios para hacerlo, además de ser personas confiables, especialmente en estos tiempos, en donde la seguridad es un problema no menor.

El agente se encargará de elaborar el contrato incluyendo todas las cláusulas que sean necesarias e importantes, pero sobre todo, aquellas que te eviten problemas futuros. Es importante resaltar que el agente no trabaja solo, al contratar a uno de ellos estás contratando a un grupo de profesionales que en conjunto con él se encargarán de velar por tu seguridad e intereses. La elaboración del contrato es una parte crucial durante el proceso, ya que con los acuerdos muy bien sentados y entendidos por ambas partes, los riesgos desaparecen.

El agente se encargará de coordinar todas las visitas con los posibles inquilinos, asimismo, se hará cargo de la puesta en escena del inmueble. Una técnica aplicada por los agentes inmobiliarios es el home staging, esta consiste en preparar al inmueble de una manera estratégica, con la finalidad de que los visitantes tengan la mejor impresión de este. Este primer contacto es muy importante porque puede determinar si el potencial inquilino arrienda o no el inmueble.

El agente posee una vasta lista de clientes interesados en alquilar una propiedad, con requerimientos específicos que pueden hacerlo potencial, además, debe considerarse que, al trabajar en una red inmobiliaria, las posibilidades de conseguir rápidamente un inquilino se multiplican exponencialmente.

El agente se preocupará por realizar propuestas de negociación que cuiden los intereses de ambas partes.

Para el inquilino o arrendatario

El agente le elaborará una lista de necesidades y requerimientos que cruzará con los beneficios y características del inmueble candidato. Buscar inmuebles es una tarea que toma tiempo, incluso toma más tiempo si debes consultar a los diferentes portales que existen, es así entonces, que un agente inmobiliario puede ahorrarle todo este trabajo y solo dará visibilidad de los inmuebles que se ajustan con sus intereses. En definitiva, es muy conveniente trabajar con uno, pues ellos tienen acceso a grandes bases de inmuebles compartidas entre colegas y a excelentes oportunidades que pueden ser muy convenientes para el arrendatario. 

El agente brinda seguridad a la operación, se encarga de revisar los títulos de propiedad para garantizar que la persona que arrienda es el verdadero propietario, asimismo, constata que los tributos del inmueble estén al día y que no cuente con cargas o hipotecas, entre otros puntos.

El agente verifica que el inmueble se encuentre en óptimas condiciones, que sea apto para vivir. En caso hubiera algo que arreglar, este lo gestionará con el propietario del inmueble. 

El agente asesora en la firma del contrato para evitar cláusulas abusivas e intransigentes. El agente siempre buscará que ambas partes tengan claro todos los puntos del contrato, es una persona que acompañará todo el proceso y velará porque sea exitoso para todos. 

En conclusión, los beneficios con los que cuentan ambas partes son, de lejos, muy convenientes para ambas partes. Un punto muy importante en una transacción inmobiliaria, sea alquiler, venta, compra, es la seguridad de tus intereses tanto legales como económicos. Hoy en día se ven muchos casos en que los inquilinos son echados a la calle porque hicieron el trato con una persona que no era el propietario. O propietarios que tienen que asumir pagos que no deberían porque el inquilino no cumple con ellos, fuera de tener que entablar procesos judiciales largos para poder deshacerse del inquilino moroso. Puede parecer muy sencillo manejar un alquiler, pero, en realidad, no lo es; existen diferentes puntos que cuidar y verificar durante todo el proceso, puntos que un agente inmobiliario y su equipo conocen muy bien. 

Categorías: Alquiler

Julio Valderrama

Colaborador en Valvacorp.

0 comentarios

Deja una respuesta